Contador de visitas

jueves, 23 de agosto de 2012

Caida del puente de Cúpira devela verdades sobre mal estado en vías del país.















En Venezuela no es un secreto que las vías de nuestro país se encuentran en un avanzado estado de deterioro, encontrando en las principales arterias interestatales grandes huecos conocidos como "Cráteres traga-carros", peligrosas fallas de borde y grandes áreas con deslizamientos de tierra constantes, cosa que es impensable en uno de los principales países exportadores de petroleo a nivel mundial.

Es realmente lamentable que un gobierno que tiene 12 años en el poder siga culpando a sus antecesores por el mal estado de la vialidad venezolana, sabiendo que ese tiempo es mas que suficiente para solventar esta problemática. El colapso del puente de Cupira es un evento que se estaba esperando desde hace ya un tiempo ya que el mal estado del mismo era evidente y era objeto de persistentes quejas de los usuarios que regularmente transitan por el área. ademas cabe destacar que este puente sufrió 2 inundaciones en el ultimo periodo de lluvias y ni siquiera a raíz de esto se le efectuaron reparaciones.

Sobre el estado de la vialidad en Venezuela, el presidente del Colegio de Ingenieros Enzo Betancourt aseguró que entre 60% y 70% de las vías se encuentran deterioradas por falta de mantenimiento.

Carlos Jara para "Semanario 6to Poder" escribió una reseña muy interesante sobre este tema.

"Mientras el Primer Mandatario nacional se “encadena”, el pueblo debe informarse a través de las redes sociales sobre la emergencia registrada en Cúpira por la caída del puente de hierro instalado en la Troncal 9, que impide la comunicación vía terrestre desde Caracas hacia el oriente del país.

En zonas del estado Guárico y también en otras de Miranda, como es el caso del parque Guatopo, el paso adquiere las  proporciones de una aventura. Normalmente, entre el oriente del país y Caracas se movilizan a diario más de 30 mil vehículos, gran parte de ellos autobuses y camiones de carga.

Entre las vías más transitadas que quedaron incomunicadas debido al colapso del puente de Cúpira están Chaguaramal, Corozal, Corozalito y Palo Blanco. El retorno tomará aproximadamente cuatro horas; dos más de las normales. La vía desde el centro del país hasta oriente será Charallave, San Casimiro, Camatagua, Altagracia de Orituco, Valle Guanape y Clarines.

Si se toma el acceso de Barlovento: Caucagua, Guatopo, Altagracia de Orituco, Valle Guanape, Clarines. Del oriente hacia Caracas el acceso alternativo es Clarines, Valle Guanape, Altagracia de Orituco, Camatagua y San Casimiro o San Juan de los Morros.

Las dificultades de transporte ocasionadas desde el pasado miércoles y la incomunicación de Caracas con oriente por la carretera de la costa comenzó a repercutir a partir de esta semana con la escasez de leche, hortalizas y otros productos, debido al largo rodeo que deben dar por las destartaladas vías de llanos los camioneros que abastecen la región, fundamentalmente desde Los Andes y la región central del país.
Lo ocurrido en Cúpira complica el ya afectado turismo en la región pues aunque hace dos semanas la ocupación hotelera llegó a estar en 80%, esa cifra se desplomó por la situación climática. El problema no está sólo hacia el centro del país, se ha tenido que suspender planes vacacionales que se iban a realizar hacia el sur, ya que la vía está inundada e intransitable.

Autoridades solicitaron a los viajeros no recorrer estas rutas, a no ser de estricta necesidad, pues los caminos alternos también se encuentran en mal estado a causa de las recientes lluvias.
Voceros de los consejos comunales del sector indicaron que jamás se han hecho reparaciones en el puente de Cúpira.

En medio de la anarquía que se está viviendo, el coordinador regional del Instituto para la Defensa en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Arquímedes Barrio, insistió que multarán a quienes aumenten los boletos, tanto aéreos como terrestres, y aseguró que iniciarán las supervisiones para que se cumplan las leyes.

Además de poner en peligro la vida de los que por este puente transitan, su colapso genera un impacto económico, según Protección Civil en la entidad. De acuerdo con un diagnóstico realizado por los funcionarios de Dirección de Riesgos de Protección Civil Miranda para conocer las zonas de más vulnerabilidad en la entidad, la mayoría de los puentes tienen problemas estructurales relacionados con fracturas en el pavimento y daños en los estribos. Algunos no tienen señalización, mientras que otros registran averías en las barandas y presentan un avanzado deterioro en los sistemas de desagüe.
En la carretera nacional Troncal 09, por ejemplo, los puentes El Establo, El Turpial, Palmarito, Chaguaramal, Corozal y Palo Blanco registran erosión en los terraplenes y, en algunos casos, la maleza se ha apoderado de estos. Las estructuras viales metálicas están corroídas por el paso del tiempo y la ausencia de una política de mantenimiento permanente."






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios y sugerencias para que esta comunidad siga creciendo, suscríbete y recomienda.-